Mejorando los ganados esta primavera

Mi abuelo materno, don Víctor Bermúdez Rodil, de quien heredara la pasión por la ganadería, solía capar él mismo los novillos para que no le preñasen la vacada, dispuesta sólo para selectos toros padrotes de pura raza. Hoy en día, muy pocos capan novillos y hasta se comercializan o utilizan como sementales, lo que contribuye al deterioro progresivo de los rebaños. Esto último sin duda es zootécnicamente objetable, especialmente cuando el país cuenta con fuentes de la mejor genética bovina, representada por centros de recría con excelencia internacional, y empresas especializadas en la producción, importación y distribución nacional de animales reproductores, semen y embriones bovinos congelados de casi todas las razas a elección. 

Debido a la importancia que la genética tiene para la mejora de la eficiencia y la productividad ganadera, luce conveniente para el país que mayor número de criadores obtengan ventaja de la genética disponible, posibilitando así la oferta plena de carne, leche y otros productos de la pecuaria nacional. 

Como buen ejemplo de utilización de la genética bovina disponible, encontramos esparcida en toda la geografía nacional modernas explotaciones ganaderas otrora tradicionales cuyos rebaños suman millares de cabezas reproducidas mediante la tecnología de la inseminación artificial con semen de los mejores toros probados y obteniendo resultados altamente satisfactorios.

Por el contrario, encontramos todavía cualquier cantidad de rebaños apareados sin mayor control en un especie de carnaval o suerte reproductiva donde cualquier novillo sin capar sirve de padrote, o donde año tras año se determina a manera de invento un nuevo cruzamiento según la moda o tendencias del momento. 

Fácil resulta comparar los ganados producidos en ambas situaciones, destacando aquellos resultados de la selección y mejora genética mediante inseminación artificial bien sea por su mejor tipo cárnico, uniformidad, ganancias de peso, beneficio temprano y rendimientos superiores en canal, o mayores rendimientos en leche y mejor tipo. 

Siendo la adopción de tecnología de carácter fundamemal al desarrollo ganadero del país, y no existiendo los mecanismos de extensión pecuaria que la promueven, deben los criadores esforzarse por sí mismos en conocer de los técnicos las ventajas de su utilización y los requerimientos de trabajo y capital de inversión para obtener mejores beneficios.

La mejora del ganado bovino, como la de cualquier otra especie animal, sólo trata de que las crías resultantes en cada generación sean mejores que los padres. Conociendo que el intervalo entre generaciones es de cinco años, la toma de decisiones en materia genética resulta entonces de la mayor trascendencia para el criador, tratándose de decidir ahora para el futuro. 

Al final del largo verano, con la llegada de las lluvias, reverdecerá la pastura y será tiempo entonces para muchos criadores de preguntarse si les luce oportuno para el futuro, como espera el país, ir mejorando los ganados esta primavera.

Ref. Pedro E. Piñate B. Mejorando los ganado esta Primavera. EL UNIVERSAL. Caracas, Domingo 26 de abril de 1992. Opinión. Pág 2-27


Notas Agropecuarias  La información del campo en tiempo real!

Pedro E. Piñate B. MV, MSc. Editor

SUSCRIPCIONES 2022 https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

Martes 28/06/2022 NA#732/2022 El futuro está en el campo!