La receta anti hambre

EL UNIVERSAL

Caracas, Jueves 2 de septiembre de 2021| Opinión

La receta anti hambre

Según concluyeron los expertos, alimentar al mundo en 2050 exige del sensible crecimiento y expansión agrícola con aumento de la producción y productividad. Mientras en Venezuela, el agro sigue como el país en retroceso”

PEDRO E. PIÑATE B.

En 2009 la FAO realizó la reunión de altos expertos “Cómo alimentar al mundo en 2050”. El trabajo analítico alcanzó a 146 países de los cuales 93 países en desarrollo (incluyendo a Venezuela) y 53 países desarrollados, cubriendo 98% de la población mundial y 100% de las tierras cultivables. Según concluyeron los expertos, alimentar al mundo en 2050 exige del sensible crecimiento y expansión agrícola con aumento de la producción y productividad. Mientras en Venezuela, el agro sigue como el país en retroceso. Sin planes agrícolas ni entorno propicio a la agroinversión privada, se ignora que alimentarnos en los 2020, 2030 y 2040, trátase de la misma receta anti hambre para 2050. Leamos:

La producción agrícola global aún tendría que aumentar en un 70 % (casi el 100 % en los países en desarrollo) para 2050 para hacer frente a un aumento del 40% en la población mundial y para elevar el consumo promedio de alimentos a 3.130 kilocalorías por persona por día para 2050. Esto se traduce en un mil millones de toneladas adicionales de cereales y 200 millones de toneladas de carne que se producirán anualmente para 2050 (en comparación con la producción en 2005/07).

El 90% (80% en los países en desarrollo) del crecimiento de la producción agrícola sería el resultado de mayores rendimientos y una mayor intensidad de los cultivos, y el resto provendría de la expansión de la tierra. La tierra cultivable se expandiría en unos 70 millones de hectáreas (ha) (o menos del 5%), la expansión de la tierra en los países en desarrollo en aproximadamente 120 millones ha (o el 12%) se compensaría con una disminución de unos 50 millones ha (o el 8%) en los países desarrollados. Casi toda la expansión de la tierra en los países en desarrollo se llevaría a cabo en África subsahariana y América Latina.

La tierra equipada para riego se expandiría en unos 32 millones ha (11%), mientras que la tierra de regadío cosechada se expandiría en un 17%. Todo este aumento se produciría en los países en desarrollo. Principalmente (pero no solo) debido a la lenta mejora en la eficiencia del uso del agua, las extracciones de agua para riego crecerían a un ritmo más lento, pero aún aumentarían en casi un 11% (o unos 286 km cúbicos) para 2050.

Los rendimientos de los cultivos seguirían aumentando, pero a un ritmo más lento que en el pasado. Este proceso de desaceleración del crecimiento ya está en marcha desde hace algún tiempo. En promedio, el crecimiento anual durante el período de la proyección sería aproximadamente la mitad (0,8%) de su tasa de crecimiento histórica (1,7%; 0,9 y 2,1% para los países en desarrollo). El crecimiento de la producción de cereales se desaceleraría al 0,7% anual (0,8% en los países en desarrollo), y la producción media de cereales para 2050 alcanzaría unas 4,3 toneladas / ha, frente a las 3,2 toneladas / ha en 2009.

Ref. Pedro E. Piñate B. La receta anti hambre. EL UNIVERSAL. Caracas, Jueves 2 de septiembre de 2021. Opinión
https://www.eluniversal.com/el-universal/105921/la-receta-anti-hambre

Notas Agropecuarias
La información del campo en tiempo real!
Pedro E. Piñate B. MV, MSc. Editor

Las Notas Agropecuarias son disponibles solo por suscripción anual.

Para suscripciones click en:
https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

Jueves 02/09/2021
NA#805/2021
El futuro está en el campo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s