La gente tiene que comer

El remedio no puede ser peor que la enfermedad”.

Desde las distintas regiones productivas de Venezuela, es general la queja de los productores impedidos de asistir sus fincas y movilizar sus productos a las ciudades. La falta de combustible citan como primera causa, seguida de la necesidad de salvoconductos para ellos, su personal y vehículos de transporte de personas, productos y animales. Como resultado la administración presencial de fincas por sus dueños y gerentes, como la producción y despacho de productos alimenticios desde las fincas, se encuentran en la fecha muy limitada, lo que sin duda compromete la oferta al abastecimiento de las ciudades, y con ello el panorama alimentario de los venezolanos. Por eso con esta nota recordamos a todos aquellos con responsabilidades como “autoridades”, que al margen de la militarización total del país que han ordenado, la cuarentena “social” de los estados y demás medidas “sanitarias”, la gente tiene que comer y para ello abastecerse de alimentos.

De allí que desde el campo hacemos un llamado al establecimiento de la prioridad alimentaria a la hora de aplicar las distintas medidas que de seguir sin analizar sus efectos sobre la producción, el transporte distribución, comercialización y abastecimiento de alimentos, dejarán en cuestión de días a la gente sin comida.

A efecto, es necesario se reúnan y comuniquen los productores y sus líderes gremiales con la autoridades civiles y militares y se planteen y acuerden los correctivos puntuales para posibilitar la producción, transporte y distribución de alimentos a las ciudades. Por sobre todo,

debe verificarse su cumplimiento evitando el serio problema de los “peajes” que la corrupción impone en alcabalas y puntos de control a todo el transporte de productos y animales.

Mientras es importante que los productores estén conscientes de la necesidad de cambiar, de adaptarse a las nuevas circunstancias. La crisis humanitaria y debacle que vive Venezuela no comenzó con la pandemia de coronavirus COVID-19 que el Estado sólo y a punta de fusil, no puede resolver. Ello significa que la producción y los productores del campo deben garantizarse con el entendido que la gente tiene que comer. Y en cuanto a las medidas “sanitarias” que implican el estado de sitio de la población y el secuestro de las garantías y derechos constitucionales de los ciudadanos, que resultan imposible en ninguna democracia, conviene recordar la práctica médica universal de que “ el remedio no puede ser peor que la enfermedad”.

Ref. Pedro E. Piñate B. MV, MSc. La gente tiene que comer. Notas Agropecuarias. Martes 7 de marzo de 2020

Notas Agropecuarias

La información del campo en tiempo real!

Pedro E. Piñate B. MV, MSc. Editor

Para suscripciones 2020 click en:

https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

Martes 17/03/2021

NA#296/2021

El futuro está en el campo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s