El mundo no para

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 3 de agosto de 2017 | Opinión

El mundo no para

PEDRO E. PIÑATE B.

Mientras Venezuela retrocede al siglo XIX y la libre empresa e inversión privada desaparecen junto con la libertad y democracia secuestradas, el mundo no para de construir su progreso. Así leímos a poco de consumarse el fraude constituyente y la reelección de los bandidos, que la línea de tren de alta velocidad de Londres, de 20.000 millones de dólares, que planean comenzará a mover pasajeros a finales de 2018, es el mayor proyecto de infraestructura de Europa. En contraste en Venezuela con el doble de presupuesto del londinense, el tren nuestro nunca lo veremos porque todo el dinero de la obra fue dilapidado y robado durante la “revolución”.

Por su parte en los Estados Unidos, “casi todos coinciden en que es crítico para el país mejorar su infraestructura de transporte. Hacerlo creará puestos de trabajo en el corto plazo y, quizás más importante, ayudará a fortalecer la columna vertebral de la economía que permite a los trabajadores movilizarse sus trabajos y negocios y enviar mercancías por todo el país.” Entre sus principales proyectos de obras, destaca el tren Dulles-Washington D.C, de 23 millas de largo, con 11 estaciones a un costo de US$ 6.500 millones. También el aeropuerto internacional O’Hare de Chicago que moviliza 65 millones de pasajeros al año, está siendo modernizado y ampliado, con inversión de US$ 8.800 millones.

La compañía ferrocarrilera Norfolk Southern está trabajando para renovar el llamado Crescent Corridor, la red de ferrocarril que corre a través de 13 estados y conecta New Orleans, estado de Louisiana en el Golfo de los Estados Unidos, con New Jersey en el noreste región del medio Atlántico. Añadiendo 300 millas más de rieles y nuevas estaciones, la inversión es de US$ 2.500 millones. En Seattle, estado de Washington, el Alaskan Way Viaduct, se refuerza con nuevo túnel y vía capaces de soportar un temblor de 9.0. El costo es de 3.100 millones. En la región de San Diego, California, se planea el proyecto puerto Otay Mesa East conectado al sistema de autopistas por US$ 715 millones para aliviar el tránsito fronterizo con México.

Como sea que las grandes obras de infraestructura son exigentes en presupuesto, su realización requiere de un clima favorable a la inversión. De allí que en Venezuela seguirán en veremos mientras el mundo no para de construir y progresar.

Ref. Pedro E. Piñate B. El mundo no para. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 3 de agosto de 2017. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/mundo-para_663845

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real!

https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

El futuro está en el campo!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s