El campo es la salvación

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 8 de junio de 2017 | Opinión

El campo es la salvación

PEDRO E. PIÑATE B.

Entre los factores determinantes del enorme descontento popular que se manifiesta en las calles de toda Venezuela, destacan la escasez, el desabastecimiento y la inflación de alimentos. Todos ellos comprometen el consumo normativo entre la población, afectan la salud y el bienestar general, y aumentan la tensión social. El hambre en Venezuela atenaza como resultado de casi dos décadas de políticas contrarias al agro, destacando aquellas del terror agrario por Ley de Tierras, de los controles de la economía, y de la agricultura de puertos importadora de todo y productora de nada. Su aplicación sistemática sin reparar en las consecuencias para la población por el daño al sector productor agrícola, condujo rápidamente a la caída de la producción nacional de alimentos, y la mayor dependencia en agroimportaciones. La oferta nacional de alimentos disminuyó del 70% al 30% o menos de hoy día, siendo del todo incapaz de cubrir el crecimiento poblacional. Tras la caída del ingreso petrolero y de las Reservas Internacionales, las agroimportaciones se comprometieron en monto, tonelaje, calidad y frecuencia de internación, determinando el cuadro actual de crónica escasez y desabastecimiento por la insuficiente importación y producción nacional.

En estas condiciones, el Gobierno cómo único responsable de la crisis agroalimentaria, no da el brazo a torcer revirtiendo estas políticas de hambre. Por el contrario insiste en más de lo mismo, sin que la población pueda asegurar su comida. Tampoco el auxilio social alimentario alcanza su objetivo, entre la corrupción que se apropia de la mayor parte de los presupuestos y el clientelismo político con que se aplica. El resultado es que los pobres y la clase media empobrecida que suman la mayoría, sufren los embates del hambre que atenaza.

Mientras el campo espera poder cumplir su rol productivo. En un país dónde la gente pasa hambre aún contando con tierras y productores dispuestos, no hay excusa aceptable para dejar al campo sin insumos para producir. Menos la ineptitud burocrática oficial o el ideario Castro-comunista de la dominación por hambre de la población. Por eso al país decimos, el campo es la salvación. Solo con agricultura, democracia y libre empresa, la comida en Venezuela será asequible y segura.

Ref. Pedro E. Piñate B. El campo es la salvación. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 8 de junio de 2017. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/campo-salvacion_655785

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real!
https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

El futuro está en el campo!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s