Pan y carne

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 30 de marzo de 2017 | Opinión

Pan y carne

PEDRO E. PIÑATE B.

Tal como reza el viejo proverbio español , “Con pan y carne, nadie pasa hambre.” Por eso sin ellos, este 2017 en Venezuela la situación es de urgente resolver. A efecto se combinan la escasez por la falta de producción e importación suficientes, con el disparo inflacionario de precios, que impiden su acceso por la población empobrecida. De allí que si hasta 2012 el pan y la carne podían contarse entre los productos de la canasta alimentaria familiar (CAF) con mayor consumo aparente diario por persona, hoy casi desaparecieron. Así lo confirma El Universal en noticia del 21 de marzo cubriendo el último informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros. En febrero, el pan y la carne se encontraban entre los 18 productos que escasearon de la referida canasta, que por Bs 665.682,12 requirió 16,4 salarios mínimos (Bs 22.189,70 diarios) para poder adquirirla, tras haber aumentado 445,8% entre febrero 2016 y febrero 2017. Esto mientras la diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado fue de 4.789,3%, destacando que ni el pan ni la carne suelen comprarse a precio controlado porque no hay, o la venta a libre precio sucede ante la vista gorda de las autoridades.

En estas circunstancias, la oferta y consumo actual en Venezuela de pan es muy inferior a los 15 kg anuales por persona del 1er semestre 2014 que la cifras oficiales citaban, dando disponibles también 18 kg de harina precocida de maíz por persona. Hoy si acaso están disponibles por mes, 1 k de pan y 1 kg de harina precocida de maíz por persona, pero a precios libres que impiden su acceso a la población empobrecida. En el caso de la carne de res, la situación es todavía más delicada porque la oferta actual al consumo está alrededor de medio kilo por persona mensual o 6 kg anuales, muy distante de los 16 kg oficiales de 2014 y los 24 kg a que alguna vez máximo llegó.

Con tan bajo consumo actual de pan y carne entre la población, su mejor oferta debe asegurarse y pronto. Sobre el cómo, la respuesta está en el cese de los controles, la importación oportuna y suficiente de trigo panadero, y el incremento sustancial de la producción nacional de maíz y carne. Hasta entonces sin duda, seguirá aumentando el hambre en Venezuela.

Ref. Pedro E. Piñate B. Pan y carne. EL UNIVERSAL. Caracas jueves 30 de marzo de 2017. Opinión http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/pan-carne_645586

_______________________________________

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real! 

https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

El futuro está en el campo!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s