Del país y el mundo

EL UNIVERSAL

Caracas, sábado 31 de diciembre de 2016 – Opinión

Del país y el mundo

PEDRO E. PIÑATE B.

Si de algo estamos obstinados los venezolanos, es del vivalapepismo oficial a todos los niveles. Esa malsana actitud despreocupada de gobernar sin resolver, nos condena a todos a sobrevivir entre los últimos del Tercer Mundo. Para completar, las políticas que se aplican no son sostenibles, retrasando la necesaria reforma macroeconómica que tendrá que llegar. Y es que solo el peso de la gigantesca deuda externa y del desajuste fiscal las obliga, en medio de la escasez, inflación y devaluación más grandes del mundo.

En este entorno no hay duda de que la economía nacional tiene que revisarse para hacerse más competitiva hasta liberar finalmente la economía. De quién y cómo lo hará, solo sabemos que no serán quienes hoy gobiernan cuya gestión a la vista, fracasó. En cuanto al cuándo, pronto es la más deseable respuesta. Caso contrario el hambre y la miseria, junto a la mayor anarquía del conflicto social, darán cuenta de esta Venezuela arrasada por el vivalapepismo gubernamental.

Mientras, es importante conocer cómo anda el mundo para enfocarnos en la solución de nuestros problemas. Como el de la alimentación que causa tanto descontento y tensión social. Así dice el profesor Simón Johnson del Instituto Tecnológico de Massachusetts – MIT: “Vivimos una época de agitación mundial, plagada de problemas económicos, políticos y sociales aparentemente insalvables. Por doquier se observan grandes desigualdades y muchas se están agravando. Los extremismos mantienen su insistencia y peligrosidad, las dificultades para alcanzar un desarrollo económico sostenible son desesperantes”. Por otra parte, como señala Andrew Berg, subdirector del Instituto de Capacitación del Fondo Monetario Internacional –FMI–, en la crítica del nuevo libro de Klaus Schwab el fundador y presidente del Foro Económico Mundial (La cuarta revolución industrial, Nueva York, 2017): “la cuarta revolución industrial está por empezar y los líderes intentan poner en práctica la revolución de las estructuras económicas y organizativas necesarias para sacar provecho. Las máquinas, inteligentes y conectadas, contribuyen a la fusión dinámica de la tecnología física, digital y biológica, y provocan cambios ‘nunca antes vistos por la humanidad’”. ¿Seguimos en 2017 con el vivalapepismo oficial?

Ref. Pedro E. Piñate B. Del país y el mundo – EL UNIVERSAL – Caracas, sábado 31 de diciembre de 2016. Opinión
http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/del-pais-mundo_632990

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real!

https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s