Agricultura empresarial

EL UNIVERSAL

Caracas, sábado 3 de diciembre de 2016 | Opinión

"Un líder agroempresarial excepcional fue Concepción ‘Concho’ Quijada"

PEDRO E. PIÑATE B.

Cultivar la tierra o criar ganado en el marco organizacional de una empresa, ofrece grandes ventajas al productor y la producción, y al país. Entre ellas destacan el orden contable-administrativo y el planeamiento. El primero permite llevar y manejar los gastos y costos para conocer la eficiencia de las actividades. El segundo es la base del presupuesto y también la guía de inversión, gasto y trabajo productivo. Por otra parte, al convertirse las fincas en empresas y los productores en empresarios, también los trabajadores rurales y la mano de obra familiar no asalariada, se benefician al cesar la informalidad de uso y contratación por fincas y productores no empresariales.

Como sea que la agroempresa puede ser pequeña, mediana o grande, la conversión agroempresarial del campo venezolano puede y debe ser siempre promovida. Muy especialmente ante el fracaso de los procesos reformistas agrarios del 60 y los 2000, ambos inspirados en la colectivización de la agricultura bajo la tutela del Estado. Por el contrario, ha sido y es acertada la visión de nuestros gremios cúpula de ganaderos y agricultores, Fedenaga y Fedeagro, al promover la transformación de la fincas en empresas y de los productores en empresarios. Así han sido prolíficos en líderes agroempresariales que para serlo, primero deben demostrar sus capacidades en sus fincas y empresas.

Uno excepcional fue Concepción "Concho" Quijada, quién hizo de su productiva finca-agroempresa, una de demostración permanente (como recuerdo hacían también Hans Newman, Oscar Rohmer y Reinaldo Cervini). Allí demostró el valor de la genética, de la escala y de la integración vertical, produciendo leche, caña y granos por gandolas, no en cántaras, carretas ni sacos. Organizó a los pequeños y medianos productores en ANCA y contribuyó a hacer de Portuguesa "el granero de Venezuela". En Fedenaga, integró su primer directorio (1962-64), junto a Ramón Branger (Presidente), Luis Fernando Yépez, Carmelo Contreras, Elías Acosta, René Rincón, Enrique Urdaneta Lecuna, Óscar Guruceaga, Rutilio Díaz, Eduardo Mendoza Goiticoa, con la asesoría técnica de Miguel Rodríguez Viso. Tal como Concho, estos y otros líderes del campo han demostrado, la agricultura empresarial es la vía rápida al desarrollo.

Ref. Pedro E. Piñate B. Agricultura empresarial. EL UNIVERSAL. Caracas, sábado 3 de diciembre de 2016. Opinión
http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/agricultura-empresarial_629237

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real!
https://agronotas.wordpress.com/suscripciones

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s