La arepa cuadrada

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 17 de noviembre de 2016 | Opinión

“Es tiempo de cambios y de nuevos paradigmas”

La arepa cuadrada

PEDRO E. PIÑATE B.

Con las plantas de Turmero, Chivacoa y Cumaná paradas por falta de materia prima y el retraso del ajuste de precios del maíz al productor y de la harina precocida al consumidor, es obvio que Alimentos Polar, la principal empresa privada fabricante de harina precocida de maíz, no puede abastecer al país como lo ha venido haciendo últimamente a pesar de las dificultades del entorno. De no resolverse esto, 37.812.500 kg mensuales dejarán de producirse, en perjuicio de los 31 millones de consumidores venezolanos. Entonces no comeremos arepa, empanadas, ni bollitos, menos las tradicionales hallacas navideñas.

Ciertamente como dice la expresión popular – “la arepa está cuadrada”, pero no sólo por falta de producción de la harina precocida de maíz, sino de muchos otros alimentos básicos. Además su encarecimiento debido a la poca o nula oferta y la especulación, dificulta su adquisición y consumo a niveles normativos, con compromiso de la nutrición y salud de los venezolanos de la clase media y pobre que son la mayoría.

En esta situación, la arepa cuadrada de los venezolanos, no encuentra solución posible dentro del esquema de controles en que se insiste. Por el contrario sin disposición de cambio, se mantienen los controles de la economía mientras la escasez y el desabastecimiento de alimentos y bienes básicos se agrava cada día. Tampoco se hace nada para contener la inflación y la devaluación que nos arruinan, menos ajustan el gasto fiscal. Para completar, sigue alegre el despilfarro junto a la corrupción impune, y crece la inseguridad y el acoso del Estado al sector privado.

Por todo eso, la arepa cuadrada del venezolano se resuelve es revirtiendo la cuadratura de su círculo, cambiando las políticas y políticos equivocados que rigen. Hasta entonces los venezolanos seguiremos pasando dificultades, y muy especialmente los pobres y grupos vulnerables. Esto llama a la solidaridad en ausencia de ayuda social efectiva. También al compromiso de la voluntad nacional para el desarrollo de nuestra agricultura que es la solución definitiva frente al hambre que nos amenaza. Con cada año más venezolanos que alimentar, no hay manera que el país pueda mantenerse en retroceso cómo va. Por los vientos que soplan en el mundo y Venezuela, es tiempo de cambios y de nuevos paradigmas.

Ref. Pedro E. Piñate B. La arepa cuadrada. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 17 de noviembre de 2016. Opinión
http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/arepa-cuadrada_627236

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real!

https://agronotas.wordpress.com/suscripciones/

El futuro está en el campo!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s