Población y carne

EL UNIVERSAL

Caracas, Sábado 29 de Octubre de 2016 | Opinión

PEDRO E. PIÑATE B.

En 2016 la población de Venezuela según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas basadas en las proyecciones del Censo 2011, es de 31,0 millones de habitantes. En 2016 el consumo de carne bovina per cápita en Venezuela es el más bajo de la Historia contemporánea del país, ubicándose alrededor de 7 kg anuales (217.000 TM), de los cuáles aproximadamente 90% de producción nacional y 10% de origen importada. Para una demanda potencial de 24 kg/hab/año o de 744.000 TM, en 2016 el déficit de carne es de 527.000 TM.

Este enorme déficit no se satisface con producción nacional del todo insuficiente tal como está de mermada la ganadería. Tampoco mediante importaciones que no se realizan por la crisis económica. Comprometido como está el poder adquisitivo de los consumidores en el entorno altamente inflacionario que existe, el consumo de carne de los venezolanos no puede aumentar y porque no lo hacen la producción e importación cárnica dada la contracción del mercado y de la demanda real en tan bajo nivel. De allí que la eventual recuperación del mercado es la del consumo de carne de los venezolanos hasta el límite de la demanda potencial, lo que tomará algún tiempo.

Al respecto sirve de orientación el conocimiento de las estadísticas del crecimiento poblacional que son la base de toda estimación de la demanda potencial. Y sobre cuánta producción nacional o importación cubrirá esta demanda potencial en cada año por delante, solo la realidad de la recuperación del país y de la ganadería, como de la capacidad adquisitiva de los venezolanos, aparte de la competencia con otras carnes, nos dará la respuesta.

Esto con el debido planeamiento y estímulo más permanente a la inversión privada en la ganadería y el sector cárnico; y pensando también a futuro en la inexplorada producción de exportación que puede acelerar el desarrollo ganadero. Por lo demás, conviene recordar en el sector cárnico, que la carne no se vende sola; hay que mercadearla. La orientación y educación del consumo saludable de carne entre la población es completamente inexistente, aún siendo de la mayor importancia. El valor nutricional de la carne en la dieta de los venezolanos debe ser promocionado, para que la sustitución por escasez y carestía, sea temporal y la demanda y el consumo se recuperen.

Ref. Pedro E. Piñate B. Población y carne. EL UNIVERSAL. Caracas, Sábado 29 de Octubre de 2016. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/poblacion-carne_624465

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s