El campo libre

EL UNIVERSAL

“Si al campo lo tratan bien, al país le irá mejor”

Caracas, Sábado 24 de Septiembre de 2016 | Opinión

PEDRO E. PIÑATE B.

Según la FAO, hay dos grupos de países para los cuales el comercio de productos agropecuarios es especialmente importante y, por lo mismo, son muy sensibles a los cambios ocurridos en el entorno económico y agrícola internacional: 1) los países de bajos ingresos con déficit de alimentos con capacidad mínima para financiar importaciones de alimentos, y 2) las economías muy dependientes de las exportaciones agrícolas. En el caso de Venezuela en ninguna de estas dos categoría aplica, por ser país petrolero de altos ingresos y con capacidad de importar alimentos. Esto hasta la caída reciente del precio internacional del crudo que sumado a la imposibilidad de aumentar sustancialmente su producción y exportación, resulta en la merma considerable de los ingresos de divisas con grave compromiso de la economía nacional.

En esta circunstancia, la inseguridad alimentaria se hace sentir sobre la población de Venezuela, que sufre actualmente los embates de una severa escasez e inflación de alimentos. Por falta de divisas (que si hay para pagar cuestionados endeudamientos externos), no se importan los alimentos y materias primas que hacen falta. Por falta de política agrícola, no aumenta la producción nacional como debiera. Para completar, no se atienden menos entienden los pronósticos económicos y agrícolas mundiales de ningún plazo, y la falta de estadísticas confiables niega los nacionales.

Porque tal situación resulta de la imprevisión del Estado, resolverla exige librarse de la incompetencia, ineptitud y desidia que demuestra. También de los intereses contrarios al nacional, que retrasan nuestro desarrollo agrícola en favor de las importaciones, los importadores, sus socios foráneos, los “traders” y comisionistas.

Siendo que la inseguridad alimentaria en Venezuela no es por razones técnicas o ambientales, sino políticas y de intereses contrarios, superarlas requiere la convocatoria urgente de la determinación nacional. Solo así el campo será libre al fin para invertir y producir en forma sustentable y competitiva, la mayor parte de la oferta de alimentos al consumo normativo. Por eso afirmamos que el futuro está en el campo. Si al campo lo tratan bien, al país le irá mejor. En el campo no en los puertos, está la comida segura.

Ref. Pedro E. Piñate B. El campo libre. EL UNIVERSAL. Caracas, Sábado 24 de Septiembre de 2016. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/campo-libre_554335

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s