Agricultura para legos

EL UNIVERSAL

Caracas. sábado 17 de septiembre de 2016 | Opinión

PEDRO E. PIÑATE B.

Ahora que nuestra agricultura está a cargo de legos en la materia, recordamos tres asuntos álgidos para sus luces. El primero es conceptual y trata sobre el agro y el esencial rol de los productores aquí relegados. De carácter universal e inmejorablemente descrito en la Política Agrícola Común de la Unión Europea (2004), igual aplica en Venezuela: “Aparte de sus muchas funciones, no debe olvidarse que los productores agropecuarios son hombres y mujeres de negocios, y que contrario a la creencia popular, la agricultura no es una máquina de hacer dinero. La rentabilidad de la agricultura es baja. Los productores trabajan duro por relativamente una baja recompensa. Es un trabajo de 24 horas al día, 7 días a la semana para muchos productores. Si la agricultura no es rentable entonces los productores cesan en sus actividades, y la gente joven tampoco es atraída a trabajar en la agricultura. Esto significa la declinación en el largo plazo del sector agrícola y de las áreas rurales. La ocupación primaria de los productores es la producción de alimentos. Pero la agricultura envuelve mucho más que producir cultivos o animales. La complejidad de su profesión requiere que los productores desempeñen muchos muchos roles. Para la mayoría de los productores agropecuarios, la agricultura es sobre todo un modo de vida.”

El segundo asunto es que “no hay arroz, avena y sus derivados, harina de maíz precocida, pan de trigo, pastas alimenticias, carnes y sus preparados (molida, falda, lagarto, hígado, cochino, pollo), pescados y mariscos, leche pasteurizada, leche en polvo, queso, huevos, aceite de mezcla vegetal, margarina, mayonesa, arvejas, caraotas, frijoles, lentejas, azúcar, café molido, y muchos otros alimentos esenciales que forman la canasta alimentaria del venezolano. (…) Los mercados donde se intercambian estos productos (…) están vacíos y profundamente.” (Alberto Hurtado, El Universal 03/07/2016).

Tercer asunto: “El colapso de los precios del petróleo de hoy es un presagio de la inestabilidad que podría resultar. Venezuela se tambalea al borde del colapso económico, con escasez de productos básicos y de medicinas, la hiperinflación, y un círculo vicioso de disminución de la producción.” (Jason Bordoff, The Wall Street Journal. 13/09/2016).

Ref. Pedro E. Piñate B. Agricultura para legos. EL UNIVERSAL. Caracas, sábado 17 de septiembre de 2016. Opinión

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s