El modelo agrícola

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 8 de Septiembre de 2016 | Opinión

repensar al Estado frente al agro es clave y el agromodelo debemos cambiar”

PEDRO E. PIÑATE B.

En septiembre faltando 4 meses para terminar 2016, la escasez e inflación de alimentos en Venezuela siguen imparables proyectándose más graves en 2017. Ello indudablemente niega el consumo normativo, la nutrición y salud de la población, en especial de aquellos más vulnerables: los pobres. Al respecto es claro que hasta no cambiar las políticas equivocadas que rigen y con los mismos funcionarios responsables de la crisis que sufre el país, la situación no podrá mejorar. La pérdida de tiempo y la falta de avance en la solución definitiva que es la agricultura, aceleran el deterioro de las condiciones de vida de los venezolanos. Además la escasez y el hambre aumentan el descontento social y la inestabilidad política, ambos combustibles de la anarquía.

En estas circunstancias se pretende y hace creer, que el Estado sólo resolverá la escasez controlando directamente la producción, importación, los inventarios, el almacenamiento, la distribución, el transporte y venta de los alimentos y materias primas por la Fuerza Armada Nacional. Esta sin experiencia ni competencia en lo agroalimentario y distraída de su misión fundamental de seguridad y defensa nacional, marcha es hacia el fracaso comprometiendo aún más la escasa oferta de alimentos. Esto porque sin agricultura y más producción nacional, y con muy menguadas Reservas Internacionales e ingresos por venta de petróleo, no es económica ni financieramente posible ante la devaluación del Bolívar y la fortaleza del dólar, asegurar importando el consumo de alimentos aún en las condiciones de baja de precios internacionales de los productos agrícolas básicos.

Mientras el sector agroalimentario y el académico discuten y avanzan en el cambio del modelo agrícola venezolano. Por el contrario los planes y estrategias militares conducen directo a más retroceso y atraso. Pretender que todos en la cadena agroalimentaria desde productores a consumidores dependamos del mandato militar, ratifica el estatismo pernicioso que no deja al país progresar. Así cuando lo que procede aquí es propender la inversión e iniciativa privada, repensar al Estado frente al agro es clave y el agromodelo debemos cambiar. Invoquemos pues la determinación nacional donde sea que esté.

Ref. Pedro E. Piñate B. El modelo agrícola. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 8 de septiembre de 2016. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/modelo-agricola_513650

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s