El apresto agrícola

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 1° de septiembre de 2016 | Opinión

PEDRO E. PIÑATE B.

El apresto agrícola es la prevención, disposición y preparación para la agricultura que caracteriza y diferencia de otros, el oficio y profesión de los agricultores y agrotécnicos. De allí que si de sembrar campos, criar animales y producir alimentos para alimentar a Venezuela se trata, resulta imprescindible contar con la participación de productores y técnicos. Por el contrario seguimos aunque no estamos, como pintados en la pared. A pesar de la gravedad de la crisis agroalimentaria que sufre el país, se nos ignora y continúa la política de espaldas al campo a favor de los puertos. Así desatendido y sin insumos suficientes y oportunos, el campo no puede producir a su capacidad y potencial, menos a las expectativas y necesidades de la crisis que toma ya carácter de humanitaria.

Mientras de manera inaudita, se encarga la solución de la crisis agroalimentaria, no al ministro de Agricultura, al de Alimentación o a ambos, sino al ministro y ministerio de Defensa, o sea a aquellos del oficio y profesión militar. Como olvidando que los despojos masivos a punta de fusil de tierras y fincas privadas causaron la desinversión y caída de la producción agrícola nacional, se pretende que también a punta de fusil se revierta. Al respecto desde el campo advertimos que si de producir y alimentar al país se trata, no es apresto militar que se necesita sino apresto agrícola. Por tanto esta decisión gubernamental lejos de ayudar a resolver pronto la crisis agroalimentaria, la agrava y retarda. Siendo la agricultura la solución definitiva frente a la escasez y el hambre, somos los agricultores y agrotécnicos los más preparados para resolverlas. Sin nuestra activa participación en todos los niveles que exige el desarrollo agrícola de Venezuela, el país y la población seguirá por tiempo indefinido sufriendo los embates de la escasez y el hambre.

Por otra parte el empleo y distracción militar hacia actividades y competencias ajenas que por tanto le son desconocidas, no sólo reduce las probabilidades de su éxito pero podría comprometer la seguridad y defensa nacional. Ciertamente resolver el hambre en Venezuela es con agricultura, sembrando, criando y produciendo libremente. No con controles y exclusiones menos obligados como se pretende.

Ref. Pedro E. Piñate B. El apresto agrícola. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 1° de septiembre de 2016. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/apresto-agricola_468272

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s