Venezuela 2030

EL UNIVERSAL

Caracas, sábado 16 de julio de 2016 | Opinión

la nación toda debe despertarse y enfocarse a futuro”

Venezuela 2030

PEDRO E. PIÑATE B.

El año 2030 es uno en particular de visión del progreso de muchas naciones. En aquellas atrasadas en el subdesarrollo, el cortoplacismo niega el planeamiento de su futuro, comprometiéndolo. Como en el caso de Venezuela país monoproductor petrolero sin plan de diversificación económica, que aún padeciendo una crisis alimentaria no prevé su desarrollo agrícola. Y ante la crisis eléctrica no tiene plan de generación plena y segura acorde con la demanda y el crecimiento. Menos concluye el sistema ferrocarrilero nacional ni hay fecha cierta para su puesta en marcha.

Entre tanto las demás naciones encaran el futuro, como Arabia Saudita cuya nueva estrategia Visión 2030 apunta a diversificar la economía del país de la dependencia petrolera del actual 70 % a 31 % en el periodo de 15 años. Esto mientras el Banco Mundial, recuerda que globalmente se necesitan crear unos 600 millones de puestos de trabajo para el año 2030 solo “para sostener el vertiginoso ritmo de crecimiento poblacional y evitar que millones de personas caigan en la pobreza”. Y es que “los empleos son la base de cualquier economía”, habiendo actualmente “unas 200 millones de personas desempleadas en el mundo y otra gran proporción que trabajan de manera informal.”

Según la ONU todos los países necesitan de “un sector privado pujante que cree empleos de calidad y sustentables y mayores niveles de productividad económica mediante la diversificación, la modernización tecnológica y la innovación, para lograr un crecimiento económico sustentable”. En Venezuela el fracaso del estatismo no enseña y se insiste en más del mismo, agravando la crisis. Por eso la nación toda debe despertarse y enfocarse a futuro. Venezuela tal como la describe el Banco Mundial, es “un país rico en recursos naturales, con una de las reservas más grandes de petróleo y minerales de América Latina y el Caribe, tiene un inmenso potencial para alcanzar una prosperidad económica y social sostenible.” No siendo entonces recursos lo que nos niega el progreso, la causa es no pensar, planear y trabajar a futuro. Faltando apenas 15 años para 2030, diversificar la economía, desarrollar nuestra agricultura, asegurar la energía eléctrica, y poner en marcha el tren, son tareas concretas entre otras que debemos completar. ¿Nos enfocamos?

Ref. Pedro E. Piñate B. Venezuela 2030. EL UNIVERSAL. Caracas, sábado 16 de julio de 2016. Opinión

http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/venezuela-2030_346523

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s