Gato por liebre

EL UNIVERSAL

Caracas, Jueves 30 de junio de 2016 | Opinión

Gato por liebre

PEDRO E. PIÑATE B.

Durante la II Guerra Mundial, en los Estados Unidos para mantener estable el costo de vida, se fijaron precios máximos. En el caso de la carne era casi imposible fijar precios techo sin eliminar la posibilidad de un precio estable pero con una menor calidad ofrecida a la venta. Debido a esto, en Junio de 1942, la regulación de precio máximo fue establecida, estampando en todas las canales y sus cortes del mayor, el grado de calidad correspondiente usando sellos de letras: “AA” para el grado Choice (Selecto), “A” para Good (Bueno), “B” para Commercial (Comercial) y “C” para Utility (Utilidad). El mejor grado de calidad Prime (Primero) se incluyó con el Choice con el mismo sello “AA”. Los grados Cutter (Recortes) y Canner (Conserva) se combinaron en uno solo sin especificarse por letra por ser de uso solo industrial.

Para ese tiempo (y todavía), esta regulación fue considerada un avance al establecer y mantener una relación entre calidad y precio, lo que debe ser siempre apreciado y demandado por los consumidores de carne. Así hasta en tiempos de guerra, la regulación del precio de la carne debe guardar relación con su calidad. Esto mientras el ente regulatorio asegura a los consumidores que la calidad de la carne a la venta es la indicada, evitando el “gato por liebre” que aquí en Venezuela, sin estar en la II Guerra Mundial es lo que el control de precios promueve.

De allí que aún bajo condiciones extremas que obliguen el control del precio de la carne, la clasificación de la canal origen de todos los cortes, es la base más adecuada para el establecimiento del precio control, diferente para cada clasificación, y sujeto a revisión periódica, no por tiempo indefinido. Esto para proteger al consumidor y mantener el estímulo a la producción de ganado y carne de calidad. Para ello debe informarse a los consumidores mediante cartel a la vista en cada expendio, la calidad de carne que se vende según la clasificación oficial de las canales y su nomenclatura. Esto evitando las denominaciones de “primera”, “segunda” y “tercera” que no guardan relación alguna con la calidad del sistema de clasificación. Mientras el control de precios permite vender carne de vaca “C” al mismo precio de tierno novillo “AA”, o sea “gato por liebre” con fraude al consumidor.

Ref. Pedro E. Piñate B. Gato por liebre. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 30 de Junio de 2016. Opinión
http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/gato-por-liebre_316950

Suscríbase hoy a Notas Agropecuarias y reciba todas nuestras informaciones en su teléfono celular inteligente, tableta o laptop en tiempo real!

https://agronotas.wordpress.com/suscripciones/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s