Ayuda alimentarias

EL UNIVERSAL

Caracas, jueves 16 de Junio de 2016 | Opinión

“sin dilación los venezolanos debemos resolver esta crisis alimentaria”

PEDRO E. PIÑATE B.

Según la FAO, los países que necesitan ayuda exterior para alimentos son “los que carecen de los recursos necesarios para resolver problemas críticos de inseguridad alimentaria”. Y añade: “Las crisis alimentarias se deben casi siempre a una combinación de factores, pero para fines de planificación de las intervenciones es importante establecer si se deben sobre todo a la falta de alimentos, a un acceso limitado a los alimentos, o problemas graves pero localizados.” En el caso de Venezuela la crisis alimentaria actual se debe sobre todo a estas tres razones. Sin embargo ni a este establecimiento de causas previo a la intervención y ayuda alimentaria externa ha llegado todavía la FAO respecto a Venezuela. Así para la FAO no existe crisis alimentaria alguna en Venezuela aunque diariamente, 31 millones de venezolanos hagamos kilométricas colas para comprar lo que haya de alimentos.

Por eso no es extraño que Venezuela no clasifique todavía en la lista de países que necesitan asistencia exterior aún haciendo frente a un déficit excepcional de producción y suministros totales de alimentos; sufriendo de una falta de acceso generalizado porque la mayoría de la población no puede comprar alimentos por sus ingresos muy bajos frente a la inflación y devaluación reinantes; ni por la grave inseguridad alimentaria localizada tanto en las zonas urbanas y sus cinturones de miseria, como en las zonas rurales desabastecidas y excluidas de la distribución normal de alimentos. Además las perspectivas desfavorables para las pocas cosechas actuales apuntan a agravar el déficit de producción.

Como sea que la alimentación segura de los venezolanos exige tanto producirlos como importarlos, el reabastecimiento y normalización de la plena oferta requiere de planificación y estrategia. También hace falta la logística para que el flujo a la distribución asegure una oferta estable y oportuna al consumo. Esto considerando la mejor asequibilidad de los alimentos a la población incluyendo los grupos vulnerables. Para ello los programas sociales deben focalizarse sin desviaciones. Ciertamente, sin dilación los venezolanos debemos resolver esta crisis alimentaria entendiendo que, nuestro “rico” pero mal administrado país petrolero, no califica para ayuda exterior de alimentos.

Ref. Pedro E. Piñate B. Ayuda alimentaria. EL UNIVERSAL. Caracas, jueves 16 de junio de 2016. Opinión
http://www.eluniversal.com/noticias/opinion/ayuda-alimentaria_314914

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s