Respetar derechos humanos

EL UNIVERSAL
Opinión
Caracas, miércoles 2 de septiembre de 2015.

Respetar derechos humanos

“una vez cese el cierre de frontera, se espera se restablezca el libre tránsito”

PEDRO E. PIÑATE B.

Es posible que muchos compatriotas callen y volteen la vista al otro lado ante los atropellos que sufren los ciudadanos colombianos que están siendo deportados sin proceso, apelación, ni sentencia judicial y con arbitraria demolición de sus hogares en los municipios fronterizos del estado Táchira, sujetos al estado de excepción. Para otros venezolanos entre los que nos encontramos, el silencio ante tanta tropelía no tiene excusa. Al condenar esta situación, el llamado es a la más inmediata restitución de los derechos conculcados a los ciudadanos venezolanos y extranjeros en estos municipios fronterizos. Por las razones que se haya ordenado y esté en vigencia el estado de excepción, no hay excusas para la violación de derechos humanos que presuntamente se cometen a la luz de la documentación gráfica y testimonial que circula, tanto en los medios de comunicación formales como informales. En ese sentido, la responsabilidad de tales violaciones alcanzaría a los funcionarios que pudieran ser los autores materiales, como a todos aquellos envueltos en la cadena de mando, si ésta no les pone cese ni identifica y detiene a los violadores.

Operar

Dada la histórica relación colombo-venezolana y el carácter de socios comerciales, el cierre unilateral de la frontera por Venezuela y las operaciones extraordinarias de seguridad, orden público y defensa nacional que se ejecuten, deben seguir y respetar los derechos humanos. No hay otra forma legítima de operar. Por lo demás, una vez cese el cierre de frontera, se espera se restablezca el libre tránsito de personas y mercaderías y vuelva la normalidad. Ello supone que no queden heridas que no puedan sanarse. No solo entre países y ciudadanos “hermanos”, colombianos y venezolanos, sino entre los propios venezolanos indignados ante tales violaciones de derechos humanos que son una vergüenza nacional.

Al respecto, el reciente mensaje de monseñor Roberto Lückert León desde la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Venezuela, no puede ser más directo a la dirigencia nacional responsable la nación: “el Estado tiene la obligación de garantizar los derechos humanos de todos sus ciudadanos, incluyendo los extranjeros bajo su jurisdicción.”

Ref. Pedro E. Piñate B. Respetar derechos humanos. EL UNIVERSAL. Caracas, miércoles 2 de septiembre de 2015. Opinión.
http://www.eluniversal.com/opinion/150902/respetar-los-derechos-humanos
___________________

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s