País de ganadores

EL UNIVERSAL
Opinión

Caracas, miércoles 26 de agosto de 2015.

País de ganadores

PEDRO E. PIÑATE B.

“Del país de perdedores en que vivimos hoy los venezolanos, al de ganadores que podemos y debemos ser, la clave está en hacer uso eficaz del tiempo. El cambio del huso horario por razones nada claras, y qué no termina de revocarse, ha sido nefasto para la producción y la productividad nacional. Haciendo perder el valioso tiempo diario de luz solar, desactiva y anula el buen hábito de levantarse temprano para el trabajo y estudio diurno, considerado universalmente como fundamental. Así el Estado promueve entre la fuerza trabajadora y estudiantil, es dormir de más contra natura después de la salida del sol. Eso en el campo junto con el impuesto horario de oficina, resta horas de luz y días a las labores agropecuarias además de las muchas otras que por feriados, inasistencia e incumplimiento de horario se pierden.

Mientras en el sector público la “emergencia eléctrica” ordenó trabajar menos: 6 en vez de 8 horas diarias. La semana “laboral” ahora es de 30 no 40 horas de ley. Esto es 25% menos de horas de labor sin contar las qué se se van en el diario activismo político de los funcionarios. La ineficacia sigue por falta de dedicación y reducido horario.

De cómo en aras de la producción y la productividad el tiempo de gestión gubernamental puede y debe aprovecharse mejor, depende de la valoración del trabajo y del dinero público. El trabajo debe tener un fin utilitario resultando en un producto o servicio sin el cual no tiene razón de ser cobrado ni pagado. En esos términos la burocracia gubernamental se deslastraría de no menos tres millones de cargos inútiles que no producen nada sino gastos de más al Estado sobredimensionado.

En cuanto a la valoración del dinero, para el sector público no parece existir noción ni en medio de la actual crisis. Sólo así se explican la cuantía del gasto público sin austeridad, los alegres endeudamientos y la hipoteca continua de la nación. La arraigada mentalidad rentista petrolera en vez de diversificar la economía, solo espera en forma simplista que el crudo vuelva a 100 dólares. Por eso al final de la quimera petrolera de vivir sin trabajar, haciendo colas interminables para poder comer, es hora para los venezolanos de hacer uso eficaz del el tiempo, valorando el trabajo y el dinero, y así dejar de ser un país de perdedores y convertirnos en uno de ganadores.”

Ref. Pedro E. Piñate B. País de ganadores. EL UNIVERSAL. Caracas, miércoles 26 de agosto de 2015. Opinión.
http://www.eluniversal.com/opinion/150826/pais-de-ganadores

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s