Quijotes agrícolas

EL UNIVERSAL
Opinión

Caracas, miércoles 19 de agosto de 2015

Quijotes agrícolas


“Seguiremos incansables en la loable causa de promover el agro y el medio rural”

PEDRO E. PIÑATE

Quijote según el DRAE (por alusión a don Quijote de la Mancha) es “el hombre que antepone sus ideales a su conveniencia y obra desinteresada y comprometidamente en defensa de causas que considera justas, sin conseguirlo.” En el caso de la agricultura venezolana quienes ayer y hoy persistimos en ella sin lograr desarrollarla, somos sin duda una especie de Quijotes agrícolas. Extrañamente cuando toda la población hace colas interminables para comprar la comida que escasea o no hay, el gobierno de la nación no termina de convencerse de la importancia vital del agro y cría para su segura existencia y desarrollo.

Del por qué tanto desinterés y desprecio por nuestra agricultura la respuesta está en el rentismo petrolero y los intereses contrarios que se lucran en los puertos. Pero sobre todo en la falta de visión y de compromiso sincero con Venezuela y los venezolanos, importando un bledo que sin alimentos seguros el presente sea tan incierto como el futuro. En el “rico” país petrolero que hoy pasa hambre y donde producir alimentos no es prioridad, están desvirtuadas las altas responsabilidades de Estado y Gobierno. La razón y prioridad no es el servicio a la nación, sino servirse de ella. Por eso el tiempo de gestión se dedica entero al proselitismo y la demagogia electoral tratando de perpetuarse en el poder. De esta forma quienes así actúan, buscan seguir usufructuando para si los ingresos nacionales de los cuáles el petróleo es el principal.

Del cómo cambiar este estado de cosas, mejorar el nivel de educación de la población tiene mucho que ver. Mientras y hasta que el interés nacional prevalezca y se imponga dándole a nuestra agricultura la importancia y atención que tiene, los Quijotes agrícolas seguiremos incansables en la loable causa de promover el agro y el medio rural, para asegurar la producción y abastecimiento de alimentos y habitar el campo y la frontera de manera sustentable. Ciertamente como escribió el inmortal Cervantes: “Don Quijote soy, y mi profesión la de andante caballería. Son mis leyes, el deshacer entuertos, prodigar el bien y evitar el mal. Huyo de la vida regalada, de la ambición y la hipocresía, y busco para mi propia gloria la senda más angosta y difícil. ¿Es eso, de tonto y mentecato?”

Ref. Pedro E. Piñate B. Quijotes agrícolas. EL UNIVERSAL. Caracas, miércoles 19 de agosto de 2015. Opinión
http://www.eluniversal.com/opinion/150819/quijotes-agricolas
___________________

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s