Archivo diario: Viernes, marzo 21, 2008

De 110 a menos de 3 quintales gracias al INTI

CafetoLa Morelia y Sabana de Matías son dos fincas cafeteras integradas propiedad privada de C. A. Sabana de San Matías, ubicadas en el municipio Carayaca del estado Vargas. En la actualidad se encuentran afectadas por el Instituto Nacional de Tierras – INTI desde el mes de abril de 2006 alegando estar inculta u ociosa y por medida de rescate de tierras “invadidas” (sic) por sus propietarios legales, todo alegado por una cooperativa que realmente no existe, sino que se creó para justificar una invasión, ya que los miembros de la misma no son agricultores y menos cafeteros,

La finca tiene su cadena de titularidad amparada por una ejecución judicial ganada por el Banco Agrícola y Pecuario en 1935 y toda su titularidad está correcta y además la posesión de buena fe data de más de 60 años, en consecuencia pertenece a sus legítimos propietarios. En cuanto a que estaba inculta es totalmente falso. Se estaba desarrollando un Programa experimental de café al sol con técnicas nuevas, lo que se puede demostrar fácilmente por las diversas innovaciones introducidas

En febrero de 2008 fue invadida aproximadamente una (1) hectárea, detectándose un (1) invasor y una supuesta cooperativa.

Debido a la inseguridad que incluye amenazas de muerte y de secuestro al propietario, se dejó de operar, aparte de que a los aproximadamente 60.000 cafetos se le sembró broca, arruinando toda la plantilla.

Desde el año 2006-07 la finca se dejó de atender adecuadamente ante la inminente amenaza de una ocupación por parte de una cooperativa (que no existe realmente) apoyada por el INTI en unas 51 hectáreas, y por la evidente inseguridad jurídica creada por esa medida.

Téngase en cuenta que la refundación de la finca fue el año 1996 y que el máximo cultivable de la finca es de 20 a 25 hectáreas, de las cuales estaban sembradas unas 12 hectáreas. La finca tiene aproximadamente 145 hectáreas. El resto de la finca o son terrenos muy inclinados o muy pedregosos y en todo caso con mucha montaña virgen no cultivable.

Como observación de interés es evidente que la refundación de una finca cafetera lleva aproximadamente unos 10 a 12 años y que la producción es fluctuante debido a los inconvenientes que trae aparejada la experimentación. Esta finca tiene inclusive un estudio que se realizó en 1996, revisado y aprobado por el Dr. Jaime Henao Jaramillo, experto en café. La empresa propietaria venía financiando el proyecto con sus propios recursos y el de sus accionistas, sin haber solicitado crédito alguno a instituciones financieras privadas o del estado.

Como dato de interés la producción cafetera en estas fincas afectadas por invasión y medida del INTI, que llegó a 110,87 quintales en 2003-2004, cayó a 89,69 quintales en 2006-2007 y este 2007-2008 apenas 2,8 quintales se cosecharon gracias a al INTI.

Así es como retrocede la producción de café en Venezuela bajo las invasiones de fincas privadas y el terror agrario oficial .

Deja un comentario

Archivado bajo Agricultura, Asuntos agrarios, Vargas, Venezuela