Skip to content

Venezuela: Menos ganado y carne por no ajustar precios

Sábado, diciembre 25, 2010

carnesihayperoimportadaweb.jpg

En Chicago al cierre de la semana de Navidad los novillos gordos cotizaron 2,19 US$/kg en pie. En Buenos Aires, Argentina (Mercado de Liniers), los novillos gordos cotizan entre 1,68 y 2,02 US$/kg en pie. En Sao Paulo, Brasil los novillos gordos cotizan 1,99 US$/kg en pie. En Paraguay los novillos gordos cotizan 1,66 US$/kg en pie. Los novillos gordos en Uruguay cotizan a 1,51 US$/kg en pie y 3,00 US$/kg en canal. En Bogotá, Colombia (Frigorífico Guadalupe) los novillos gordos cotizan 1,60 a 1,73 US$/kg en pie y los toros gordos 1,50 US$/kg en pie, ubicándose el cambio en 1.939,54 $/US$.

En Venezuela el precio máximo del ganado gordo (todas las clases y sexos) se mantiene congelado por Gaceta Oficial Nº 38.994 del 14 de agosto de 2008, en 5,50 Bs/kg en pie o 1,04 US$/kg en pie estimado al Tipo de Cambio Implicito Promedio Ponderado (Sitme/BCV) al 24/12/2010 de 5,30 BsF/US$. Después de 28 meses de congelación, el ganado gordo se vende a precios regalados en Venezuela, a menos de la mitad de la referencia mundial que es Chicago (47,5%) y a la mitad de los principales mercados desde donde importamos últimamente: 52% del precio de Brasil y 51,5% de precio de Buenos Aires. Y con respecto a nuestra vecina Colombia el ganado gordo en Venezuela sigue regalado al 60% del precio de Bogotá y de otros mercados vecinos: 62,6% del precio de Paraguay y 68,8% del precio de Uruguay.

Mientras, la ganadería venezolana continúa cayendo a menos, creciendo el déficit de su producción de carne muy por encima de un millón de novillos o toros gordos. La congelación de precios del ganado en pie y en canal sin ningún ajuste y revisión en tantos meses, ha resultado tan perjudicial como los despojos de fincas ganaderas que el Gobierno ejecuta, lo que impide aumentar la producción de carne en Venezuela y condena el país a la dependencia de las importaciones. De más señalar que solo un grupito de privilegiados se benefician de esta política cárnica que acaba nuestra ganadería: los matarifes importadores de ganado en pie y carne, y sus comisionistas detrás de las entregas de licencias y dólares subsidiados a 2,60 BsF, porque los consumidores enfrentan y pagan mayores precios fuera de la regulación mientras a galope tendido sigue indetenible la inflación.

About these ads
No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: