Saltar al contenido

La ceba de ganado ya no da

Sábado, mayo 29, 2010

Ganadero y ganado

En Venezuela, desde agosto 2008, o sea hace ya 21 meses, el precio del ganado en pie y en canal se mantiene congelado. El efecto negativo del prolongado control de precio se cierne como sombra funesta sobre la ganadería nacional y tal como señalan los ganaderos, la ceba de ganado ya no da. Para comprobarlo examinamos en detalle el ejercicio económico 2008-2009 de una operación de ceba de ganado de carne bajo condiciones de potreros en el Centro del país, con 53 años en la actividad ganadera de cría, levante y ceba. En total, de un lote de 460 toros en ceba, se beneficiaron entre el 1ro de octubre de 2008 y el 30 de septiembre de 2009, en un matadero frigorífico industrial de la Región Central, 310 toros gordos con peso inicial de 355,30 kg en pie y valor de adquisición 1.954,13 BsF/cabeza al precio regulado máximo de 5,50 BsF/kg en pie. Los toros gordos fueron vendidos en gancho con rendimiento de 239,43 kg en canal siendo el peso de venta equivalente en pie de 460,44 kg y el valor en canal de 2.436,69 BsF/cabeza para un precio promedio de 10,18 BsF/kg en canal, equivalente a 5,29 BsF/kg en pie. Los precios pagados y recibidos por el ganado estuvieron dentro de la regulación de precios vigente.  De las 310 canales clasificadas, 237 (76,45%) fueron A1, 72 (23,23%) B1 y 1 (0,32%) C1. En total los 310 toros produjeron 74.222 kg de carne en canal e ingreso bruto de BsF 755.374,22. Por 289 trastes A y B, ingresaron además BsF. 11.152,00 o 38,59 BsF/traste equivalente a 35,97 BsF/cabeza beneficiada (310). Siendo el ingreso bruto por toro beneficiado de BsF 2.472,66  incluyendo el valor del traste (2.436,69 BsF/canal más 35,97 BsF/traste), al descontar el costo de adquisición del toro para cebarlo de 1.954,13 BsF/cabeza, la utilidad bruta fue de 518,53 BsF/cabeza. En cuanto a los costos de producción promedio del inventario total de 460 toros en ceba durante el ejercicio 2008-2009, de los que se beneficiaron los 310 toros sujetos a análisis, fue de 1.169,97 BsF/cabeza según el detalle siguiente: Insumos 242,85 BsF/cabeza (20,76%), Fertilizantes y varios 235,86 BsF (20,16%), Mano de obra 382 ,00 BsF/cabeza (32,65%), Gastos generales 97,43 BsF/cabeza (8,33%), Mantenimiento general 100,17 BsF/cabeza 98,56%), Administración 67,19 BsF/cabeza (5,74%),  Depreciación (3,80%).  Como resultado la utilidad (pérdida) en operaciones del ejercicio 2008-2009 fue de (-651,44)  BsF/cabeza beneficiada,  y en consecuencia la rentabilidad negativa de la ceba de ganado, imposibilitando inclusive la reposición del costo de adquisición del ganado vendido con nuevos toros para un siguiente ciclo y lote de ceba en el ejercicio 2009/2010 de la empresa ganadera analizada. Con esta información, para el 30 de septiembre de 2009, cuando finalizó el ejercicio económico de la empresa cuyas operaciones de ceba analizamos, el punto de equilibrio, punto cero, o break even, donde los ingresos cubren los costos, determinado por el valor de adquisición del toro para la ceba (1.954,13 BsF/cabeza) más el costo promedio de producción (1.169,97 BsF/cabeza), es igual a 3.124,10 BsF/cabeza, o 6,79 BsF/kg en pie en base al promedio de peso a la venta de 460,44 kg/cabeza, y 13,05 BsF/kg en canal en base al rendimiento de los 310 toros beneficiados objeto de análisis que fue 239,43 kg en canal. Como quiera que a estos precios de equilibrio debe sumársele un mínimo beneficio de 10% para recompensar la inversión y trabajo del ganadero cebador, podemos referir que al 30 de septiembre de 2009 los precios razonables para el necesario y esperado reajuste del ganado eran 7,50 BsF/kg en pie y 14,40 BsF/kg en canal. De más señalar aquí, que la ceba de ganado como actividad económica de alta inversión considera el costo del dinero no a tasa agrícola de 13% que no se le otorga ni consigue el ganadero cebador. Tampoco a la tasa activa promedio ponderado de los pagarés, préstamos y descuentos, si no a la denominada tasa de interés modal que es la tasa de interés nominal de mayor frecuencia negociada por los Bancos Comerciales y Universales. Para septiembre 2009, según el BCV,  la tasa activa promedio ponderado de los pagarés, préstamos y descuentos, era 19,20%, mientras que la tasa de interés modal 24%, el mismo nivel en que se mantiene actualmente. De allí que en condiciones de baja o rentabilidad negativa como las actuales, el financiamiento crediticio bancario para la ceba de ganado sigue la misma tendencia, disminuyendo entonces y sensiblemente, la oferta de dinero crediticio bancario a los ganaderos para la indispensable compra de ganado, con lo que, disminuye el número de operaciones de levante y ceba financiadas, y con ello la oferta de ganado gordo al mercado en los seis o doce meses siguientes a la restricción crediticia. Por eso al finalizar mayo y comenzar junio de 2010, el necesario reajuste de precios debe considerar la inflación acumulada desde entonces, ubicándose alrededor de los 8,50 BsF/kg en pie y 15,40 BsF/kg en canal. Por otra parte debe considerarse siempre que el precio del ganado de levante en los estados fronterizos guarda relación con el de competencia colombiana. Así  junto a la oferta de ganado existente, las fluctuaciones cambiarias peso-bolívar-dólar, determinan si los mautes van o vienen, o sea, el flujo transfronterizo de ganado que dictamina es el  mercado binacional, que en materia pecuaria han hecho de los llamados caminos verdes verdaderas autopistas a las gandolas de ganado.  En cuanto al ganado gordo, hasta no hace mucho, antes del embargo comercial no declarado pero en ejecución a Colombia, el precio del ganado gordo en Venezuela era determinado por el corriente allá, más fletes, comisiones y peajes, lo que tratan de emular pero no es exactamente el caso del ganado para matadero importado desde Brasil en barcos. Por todo esto de persistir los precios congelados, la consecuencia ya a la vista, es una mayor reducción de la oferta de ganado gordo nacional al beneficio, porque tal como aseguran los ganaderos, la ceba de ganado ya no da, lo que este análisis comprueba. Sin duda alguna, es el reajuste de los precios regulados del ganado o mejor aún su liberación, es una urgente necesidad.

 Ref.  Piñate B., P. E.  Estudios de seguimiento y análisis de costos de ceba de ganado de carne 2008-2009. Venezuela. Región Central.  Centro de Estudios Ganaderos. Maracay, Venezuela. Mayo 2010.

About these ads
Un Comentario leave one →
  1. Carlos Valery Orsini Enlace permanente
    Sábado, mayo 29, 2010 11:12 pm

    Excelente análisis, deberíamos hacerlo llegar al Gobierno. Considero que es necesario hacerle llegar este análisis a las personas involucradas en la toma de decisiones en materia de analisis de costos. Gracias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: